Régimen Simple de Tributación - Blog Q·enta ¡Conócelo ahora!
15420
post-template-default,single,single-post,postid-15420,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
 
Régimen Simple de Tributación

Régimen Simple de Tributación

Empresarios, es el momento de simplificar tu contabilidad y el pago de impuestos:

A partir del 1 de agosto de 2019, este nuevo régimen simple de tributación en Colombia entra en vigencia. Agrupa diferentes tipos de impuestos que las Pymes deben declarar actualmente y, por lo tanto, les ayuda a simplificar su manejo contable. Con una sola declaración anual, y dependiendo del tipo de negocio, las empresas que hacen parte de este régimen pagan hasta 6 diferentes impuestos. Entre ellos: Impoconsumo, ganancia ocasional, industria y comercio, avisos y tableros, sobretasa bomberil y simple-sustitutivo de la renta.

El nuevo régimen se declara una vez al año y se pagan anticipos bimestrales.  Además del ahorro en impuestos, el régimen simple ayuda a las empresas a tener su contabilidad al día y a cumplir con sus obligaciones tributarias. Nos cuenta Juan Suárez, CEO de Q·enta, “las oportunidades de las empresas son grandes para mejorar procesos contables y recibir los beneficios de la formalización. Hoy la oportunidad de usar plataformas en la nube, como la nuestra, para facilitar la administración de cualquier negocio y automatizar los procesos contables hace que el empresario pueda tener al día sus finanzas y así planear acertadamente cómo hacer crecer su negocio”.

 

¿Cuáles son los beneficios del Régimen Simple de Tributación?

 

Los beneficios de acogerse al Régimen Simple de Tributación son tasas diferenciales para el pago de impuestos, desde el 0,2% hasta máximo el 11,6% (para las empresas más grandes), descuento tributario por pagos al Sistema de Seguridad Social de Pensiones, descuentos por pagos recibidos con tarjetas de crédito y débito, no serán sujetos de retenciones en la fuente, exoneración de aportes parafiscales, entre otros. Esto quiere decir, que el impuesto de renta se disminuye sustancialmente, además de que se facilita la presentación de lo que antes se hacía a través de múltiples obligaciones.

“Las empresas que quieren acogerse a este régimen deben inscribirse hasta el próximo 16 de septiembre de 2019, siempre y cuando cumplan las condiciones. Además, es inevitable que empiecen a emitir facturación electrónica, así que también deben contar con una plataforma de facturación y la firma digital correspondiente. Aunque hay diversos medios para generar facturas electrónicas, muy pocas garantizan la firma digital sin ningún costo adicional. Con Q·enta, por $660.000 anuales, los empresarios tienen la firma digital y 400 facturas electrónicas avaladas por la DIAN”, recalca, Juan Carlos Suárez.



× ¿Necesitas Soporte?